Frodo
Frodo se ha ido,
Voló acurrucado en el hueco
De las alas de un ángel.
Frotando su nariz
en la túnica divina,
Intentando alcanzar
la pendulante borla
Del cordón que ciñe
la cintura angelical.
 
Y allí está ya,
En el cielo felino
Tumbado boca arriba
sobre un colchón
De plumas de ángel.
Ronroneando por la gracia
De esa mano celestial
Que le rasca la barriguita.
Gato con ángel